Unidad de Psicología y Coaching Aplicado al Deporte (UPAD)

images (5)Cuando observamos un combate de box apenas caemos en la cuenta de que sobre el cuadrilátero no hay dos, sino tres personas. Esto es síntoma de que el tercero está llevando a cabo un buen trabajo, sin entrometerse notoriamente en la actuación de los otros y a la vez ayudando a salvaguardar las reglas de este emocionante deporte.

Efectivamente, el tercero es el de pantalones negros y pajarita. Muchos piensan que su función es sólo arbitrar y controlar el combate; en cambio, quienes más entienden, saben que ésta incluye también proteger a ambos deportistas en todo momento.

Tal misión exige, cuanto menos, un elevado grado de responsabilidad. Estas personas portan en sus manos nada más y nada menos que “el equivalente en onzas” a la salud de dos deportistas.

Las funciones propias del juicio y el arbitraje boxístico exigen una adecuada preparación psicológica. Como ya hemos explicado, jueces y árbitros han de tomar decisiones importantes en cuestión de segundos y bajo una fuerte presión por la trascendencia de las mismas de cara, no sólo al resultado, sino a la salud de los competidores. A todo esto se le suma la presión que ejercen público y entrenadores.

Así pues, desde la Psicología del Deporte, podemos ofrecer una serie de recomendaciones prácticas que pueden realizar los árbitros antes y después de cada combate.

Establecimiento de rutinas previas y preparación mental para los combates. Además de mantener hábitos de vida saludables, especialmente de sueño y descanso, los referees deben establecer unas rutinas flexibles en los momentos previos a los combates que les permitan centrarse en los aspectos fundamentales de la situación. En cuanto a la preparación mental, es aconsejable trabajar tres aspectos:

–  La estrategia del combate para el árbitro, que consiste en analizar objetivamente las características del público asistente, de los boxeadores que van a encontrarse y de sus entrenadores, el lugar,… así como los propios recursos que se tienen y aquellos puntos propios en los que podría llegarse a flaquear. De esta manera, evitarán un tiempo de evaluación demasiado general que se hace muchas veces, calificando la velada o el combate de “difícil”, lo cual produce preocupación; o de “fácil”, con el consiguiente exceso de confianza.

–  La práctica mental en imaginación, técnica psicológica utilizada momentos antes del partido para que el árbitro se viera a sí mismo como le gustaría actuar en diferentes situaciones previstas del combate.

–  La atención selectiva, tan importante para un referee, que permite atender a las señales relevantes del juego e ignorar las que son poco importantes. Se ha de trabajar para mantener dicha atención a lo largo de los tres round (incluyendo los descansos) de manera que la fatiga, la falta de control emocional o de motivación por cualquiera que sea el motivo, no interfieran con la concentración necesaria para conseguir una buena actuación, caracterizada por la templanza y la calma.

Después de las veladas igual es aconsejable establecer rutinas. La retroalimentación sobre la propia actuación de parte de los demás jueces, del delegado o de, si existieran, grabaciones de video o análisis de prensa, es de gran utilidad para mejorar aspectos del arbitraje. Esta retroalimentación es más útil cuanto menos tiempo pasa entre ésta y la actuación; sin embargo, es aconsejable que antes se hayan recuperado física y psicológicamente. Por este motivo, tal vez el día siguiente al combate sea el mejor momento para que el árbitro reflexione sobre su actuación.

Pese a lo poderosas que resultan estas recomendaciones, no dejan de ser bastante básicas en comparación con lo que desde la Psicología del Deporte se puede hacer por los árbitros de boxeo; así pues, disponiendo de más tiempo y para lograr una satisfactoria y placentera actuación, sería muy aconsejable trabajar facetas tan imprescindibles en un árbitro como son la autoconfianza, la concentración, el estilo comunicativo y el autocontrol emocional, componentes claves de un árbitro cinco estrellas.

diplomas curso 27

 

Unidad de Psicología y Coaching Aplicado al Deporte (UPAD)

Universidad Autónoma de Madrid

http://www.soloboxeo.com/2013/05/29/los-secretos-de-todo-buen-arbitro/